Spiderman 2: La sorpresa

Como es la primera vez que voy a hablar de cine en esta página presentaré mi visión general del tema. Hoy en día hay mucha gente (sobre todo en Internet y/o en España, al parecer) que parecen ver que la función del cine es elevar a la persona a las más altas esperas del pensamiento, hacerle plantearse las más profundas preguntas de su existencia y en general cambiar sus vidas. Símplemente está de moda pensar así.

Para esta gente el colmo de la miseria artística es cualquier película americana con algo de acción y muchos millones en efectos especiales, saltando en dicho foros a la yugular de cualquier artículo comentando una de estas películas. Hay obras que a pesar de todo sobreviven a la criba como El Señor de los Anillos (más o menos) y alguna otra pero en general la tónica general parece ser que si tiene muchos efectos especiales es automáticamente mala, y contaminante para nuestro espírutu artístico más profundo. Habitúalmente esta gente es la misma que ve una escultura en metal oxidado representando un moñigo de vaca con formas retorcidas y exclama !Ooooh, arte!

Mi visión, como puede adivinarse, es algo distinta. Yo, como muchísima gente que comparte mi opinión en silencio, voy al cine principalmente para pasar un rato entretenido y ver un espectáculo, si la película tiene efectos especiales impresionantes, bien, si me hace reir, emocionarme o incluso pensar (hola Amenabar), mejor que mejor pero lo importante es que sea entretenida.

Por supuesto esto no quiere decir que sea capaz de tragarme cualquier bodrio de Van Damme con tal de que tengas efectos especiales y sea "movidita", una película a base de tiros, saltos, hostias y persecuciones sin más argumento para mi deja de ser entretenida.

Dicho esto cuando fui a ver Spiderman 2 me esperaba que la película fuera como la primera: Simplemente entretenida, sin personajes de una enorme profundidad pero entretenida. !Me equivoqué! No se que dirán los críticones profesionales y aficionados pero a mi la película me ha parecido buenísima. No es que no sea visualmente impresionante (que lo es) también muestra una profundidad en el personaje principal que no me esperaba en absoluto, tiene un excelente sentido del humor que rompe bastante lo habitual en las películas de superheroes (impagable la escena de el chaval lavando en una lavandería pública su traje de Spiderman que le destiñe y le mancha toda la ropa de rojo) e incluso la historia de amor entre el chaval y la pelirroja cobra una importancia crucial en todo el argumento, sin ser la típica historia de chica se liga superheroe. Tanto es así que si en esta película hubieran suprimido la parte de acción la película no hubiera perdido apenas nada y seguiría siendo una película que merecería la pena ser vista (!y eso a pesar de que visualmente las partes de acción valen la pena por si solas!.)

No quiero contar la película pero debo recomendarla salvo que uno sea uno de esos minigarcis de los que hablaba antes, o incluso siéndolo, más de uno puede quedar agradablemente sorprendido (aunque nunca lo reconocerían en público, claro.)

tags: [ blog · cine · opinión ]
comments powered by Disqus